tecnica-alexander-coaching-musicos-1

Técnica Alexander y Coaching para Músicos: 16-17

By: Maria | 21 Jun 2016

Con este grupo dedicado a los músicos, la música y la Técnica Alexander quiero inaugurar un espacio para compartir lo que vivimos cuando la creatividad fluye, el cuerpo se despliega, el disfrute te inunda y todo está en un sitio, simplemente, para hacer lo que te gusta: ¡tocar!

Quiero dar las gracias a mis alumnos del Máster de Interpretación Musical de la UAX y a las alumnas que acuden al estudio por todo lo que hemos aprendido estos años. Recuerdo en especial la clase sobre la exigencia y la excelencia que supuso para mí un giro en mi manera de ser y de enseñar.

Este grupo lo mimo con especial cariño porque confluyen en él mi pasado como pianista, mi presente como profesora de Técnica Alexander y nuestro futuro. En el 2016-2017 seguiremos creando cosas juntos. Y en este espacio dejaremos muestra de ello.

¡Es vuestro!

María

Ver todos los post de músicos

¿Cómo funciona este grupo?

¿Qué encontrarás en este grupo? Yo iré colgando vídeos, textos, citas, experiencias que me inspiren y que nos ayuden en nuestra búsqueda sobre la creatividad, la comunicación y las herramientas para el cambio: la presencia, la apertura y la dirección.

La Técnica Alexander es una fuente inagotable de medios y recursos para los músicos. A través de la corporalidad consciente no sólo desarrollas tu creatividad sino que además previenes lesiones causadas por movimientos repetitivos y un mal uso del cuerpo. Las habilidades que aprendes te servirán para tener un mayor conocimiento y control de ti mismo fuera y dentro del escenario.

¿Cómo funciona el grupo? Puedes reaccionar a mis entradas creando una entrada propia y subiendo tus propios vídeos, citas y experiencias a los que otros podrán reaccionar. La intención es que sea un espacio de aprendizaje y creatividad que sirva de apoyo a nuestras clases.

 

Grupo Madrid 1: 2016-2017

Próximos encuentros:

Formato: una serie de 8 talleres, 1 taller al mes de Octubre a Junio | Dirigido a: músicos y profesionales de las artes escénicas, con o sin experiencia previa de Técnica Alexander | Fechas: 15 de Octubre 2016; 12 de Noviembre 2016; 17 de Diciembre 2016; 14 de Enero 2017 (segundo cuatrimestre: por determinar) | Horario: Sábados de 16:e0 a 20:30 | Lugar: Argüelles, Plaza de España | Plazas limitadas: nos encantará tenerte con nosotros, no esperes a última hora para asegurar tu plaza. 😉

Sesión 1: Cómo crear una buena relación con tu cuerpo

Los músicos tenemos una vaga conciencia del papel que juega nuestro cuerpo en nuestra profesión. Nos gusta compararnos con los deportistas profesionales pero, en cuanto a preparación física y mental, hacemos muy poquito para acercarnos a ellos.

Las lesiones son a menudo un tabú. No queremos que nadie se entere porque tememos las consecuencias. Las vivimos en silencio y tendemos a creer que el dolor es la consecuencia natural de mi duro esfuerzo. Hay algo casi “meritorio” en terminar el día hecho polvo. Las lesiones no son medallas.

Cuídate como mereces. Tu cuerpo y tu mente son tu primer instrumento. Prevenir es fundamental. Desarrollarte personal y profesionalmente, también.

Palabras clave: Prevención de Riesgos Laborales en los Músicos | Trastornos músculo-esqueléticos | Anatomía y uso corporal con el instrumento | Miedo escénico | Creatividad | Confianza | Práctica Descanso Activo

Musicos_tecnica_alexander_boletin_1_pdf

Técnica Alexander y Coaching para Músicos: explorando el cuerpo

Apoyo y movilidad del cráneo. ¿Es importante para tocar tu instrumento?

Aquí os dejo las notas que ha recopilado Pablo sobre vuestras experiencias durante y después del taller sobre este tema. Seguid investigando para conocer mejor la relación entre vuestra estructura, el uso que hacéis de ella y vuestro funcionamiento con el instrumento y sin él… ¡Recordad que hay vida más allá del instrumento! 😉

Tecnica-Alexander-para-Musicos_Vivencias_pdf

Tecnica_Alexander_Coaching_para_Músicos: Anatomía_Esencial

 

Sesión 2: La importancia del lenguaje. El miedo escénico.

 

El uso que haces del lenguaje tiene un efecto en tu cuerpo. Normalmente nos pasa desapercibido porque no tomamos tiempo para observar y porque hacemos la mayor parte de las cosas en piloto automático. Esto tiene ventajas y desventajas.

En esta sesión exploramos la importancia del lenguaje a la hora de organizar y guiar el movimiento de nuestro cuerpo. F.M. Alexander hablaba de “dar direcciones” antes y durante el movimiento y de tomar el tiempo necesario, las veces que fuese necesario, para parar y observar qué haces mientras lo haces. Una fase fundamental en el aprendizaje de nuevas habilidades.

También nos adentramos en el miedo escénico distinguiendo entre juicios y afirmaciones. El miedo escénico se desata, entre otras cosas, por el temor a estar expuesto al juicio ajeno.

Y para crear nuevas opciones de movimiento, os introduzco a la práctica del gateo.

¡Pasadlo bien! Nos vemos el 17 de diciembre. 🙂

Musicos_tecnica_alexander_boletin_2_pdf

Implicaciones-de-la-pelvis-experiencias-vivencias-y-aprendizajes-2a-sesion

Para preparar la próxima sesión, me gustaría que escucharais esta pequeña charla de Mike Robbins sobre El poder de la Autenticidad y reflexionéis sobre cómo puede ayudaros sobre el escenario:

 

Sesión 3: Observador interno. La acción de la “no-acción”. La autenticidad en la comunicación.

En esta sesión de diciembre hemos trabajado sobre la comunicación. La comunicación con nosotros mismos y la comunicación con los demás a través de la presencia, la coherencia y la autenticidad. Hemos sintonizado nuestros instrumentos creando coherencia entre lo que somos, lo que pensamos y sentimos y lo que hacemos a través de la inhibición y la dirección. Un montón de prácticas y un montón de buenas sensaciones re-creando la Voz a ti Debida de Pedro Salinas.

¡Pasadlo bien y feliz año! Nos vemos el 14 de enero. 🙂

Musicos_tecnica_alexander_boletin_3_pdf

Sesión 4: Desarrollo profesional. Factores externos y factores internos.

Sin duda el crecimiento profesional es un objetivo común a todos vosotros. Cada uno habéis escogido, además, un objetivo personal para este año hacia el cual os acercáis.

En esta sesión hemos hecho una distinción entre “factores externos” y “factores internos” que contribuyen al crecimiento profesional. Los externos podrían ser los factores “técnicos”: las habilidades y conocimientos profesionales que adquirís y que, en cierto modo, se os presuponen. Los internos serían los factores “humanos”: cómo eres, cómo aprendes, cómo miras el mundo, cómo te relacionas contigo y con los demás, cómo te comunicas…

Mirando ejemplos reales de vuestra vida profesional, llegamos a la conclusión de que, sobre todo a partir de cierto punto de desarrollo profesional, los factores internos pesan mucho más que los externos en el éxito de nuestro desempeño.

Un grupo de cámara que no funciona porque las expectativas y por tanto los compromisos no están alineados. Una orquesta donde se masca la tensión porque unos se sienten exigidos, otros ignorados, y otros saben que algo pasa y no saben el qué. Una falta de eficacia en los ensayos porque la atención se dispersa, la concentración desaparece cuando ya “he hecho lo mío”, la comunicación sobre la planificación de ensayos ha fallado y el malestar necesita ser aireado y así un largo etcétera.

En la medida en la que además muchos nos dedicamos a la docencia, nuestro ejemplo y coherencia será lo que inspirará a nuestros alumnos.

Este es el propósito de este curso: ayudaros en vuestro crecimiento personal para enriquecer vuestra desarrollo profesional.

Yo, además, tengo la creencia de que tu profundidad como persona – tus experiencias, lo que haces con ellas, tus reflexiones, etcétera- se reflejan en la profundidad de tu arte:

“Cuando dejas que te toquen el alma puedes rozar el alma del mundo”. 

Músicos_Técnica_Alexander_Coaching_Boletín_4_PDF

075-DSC_5988

_mg_0357-copia

Escribe un comentario

Recientes

  • Mikel 8 meses ago

    Siempre me ha gustado ayudar a la gente y ser generoso con los demás. Sin embargo, siento que muchas veces doy más a los demás que a mí mismo. Creo que esto está totalmente unido con el compromiso, ya que me comprometo mucho con los demás y tengo muchos compromisos, y todo ello me quita tiempo para mí mismo. Es cierto que en los últimos años he aprendido a decir que no (antes me costaba muchísimo), pero todavía hay veces en las que acepto algo para complacer a alguien o por el temor de la reacción que pueda tener esa otra persona. De esta manera tengo muchísimas cosas en la cabeza que me impiden llevar a cabo muchas otras que, la mayoría de las veces, están relacionadas con mi persona. A partir de ahora, me comprometo a pensar más en mí, sin que ello suponga una renuncia de mi generosidad hacia los demás.

    • Maria 8 meses ago

      ¡Es interesante, Mikel! Como dijiste, esto se traduce en tu día a día en la dificultad para hacer las cosas que te propones y que podrían ayudarte en tu desarrollo personal (ergo profesional): siempre hay algo que va primero; quizás lo que tú percibes como más importante o como obligación o como compromiso adquirido con otros. ¡Muy buen punto para empezar a indagar en los beneficios ocultos de la generosidad!Y decidir dónde quieres enraizar, de verdad de corazón, tu compromiso. ¿Qué es importante para ti en este momento de tu vida? ¿Estás listo para ello? Recuerda plasmarlo luego en un plan de acción específico, alcanzable, realista, en un marco de tiempo… Por ejemplo, ¿de aquí al siguiente taller? Vete contándome. Súper abrazo, María

  • Cynthia 9 meses ago

    Hablábamos en los últimos dos talleres del compromiso, y con respecto a eso, estoy satisfecha de haber podido incorporar el descanso activo antes del estudio diario, pero tengo el jinete un poco abandonado y me gustaría retomarlo. En cuanto a los ejercicios que nos propuso María tras el tercer taller, me está sirviendo mucho el de explorar mi equilibrio de pie sin y con instrumento, ya que ha puesto mi atención (otra vez) en como me adapto al instrumento, en como modifico mi postura al cogerlo. Eso me lleva a querer mantener mis direcciones mientras cojo el instrumento y me lo coloco y también mientras estoy tocando, aunque esto último todavía me cuesta. Estoy buscando una manera más natural de estar de pie con la viola y sin ella.

  • Rosana 9 meses ago

    Aquí va mi reflexión de este mes:

    Una de las primeras cosas que quise hacer al llegar a casa después de la última sesión, fue revisar mi libro de distinciones (No es lo mismo) y repasar el capítulo de exigencia y excelencia. Quise cambiar entonces mi distinción (apertura) por la palabra, excelencia y empezar a aplicarla cada día en cualquier situación. Sin embargo, no estaba muy convencida y dejé pasar unos días sin reflexionar sobre el tema.

    Entonces asistí a un congreso internacional de trompistas que se celebró en Madrid y en el que salí a tocar con varios profesores/as delante de bastantes compañeros. Fue una experiencia muy intensa en la que he experimentado y aprendido varias cosas:

    Mi forma de relacionarme conmigo misma y con los demás ha cambiado. El hecho de entender mejor mis comportamientos, me ha permitido operar este cambio y me ha permitido comprender mejor a los demás. Me he abierto a mí misma y a lo que me rodea.
    Esto me ha dado resultados muy positivos tanto en mis relaciones sociales como en mi rendimiento con el instrumento. He experimentado apertura hacia el número de personas que observaba las clases, hacia los diferentes consejos de los profesores, hacia mis reacciones, hacia sus reacciones, hacia mis sensaciones corporales.
    He descubierto cuándo me bloqueo. He descubierto que puedo desbloquearme. Y he descubierto que puedo no desbloquearme. El ser consciente de por qué sucede, me ha permitido abrirme a ello.
    Además, en estos días también tuve la defensa de mi tesina y una prueba a una orquesta joven europea. En ambas experiencias he experimentado esta nueva consciencia de mí misma.
    Creo que este mes he hecho una buena práctica de mi distinción apertura, que me ha acercado a la excelencia y quiero seguir descubriendo cosas nuevas y seguir evolucionando.

  • Zuriñe 10 meses ago

    Algo en lo que nunca me había parado a pensar, y eso me ha llamado mucho la atención, es en la diferencia entre un juicio o una afirmación. ¿Cuándo me están juzgando y cuándo me están afirmando algo? No tengo muy clara esta distinción, me ha entrado la curiosidad de saber cual es la diferencia y buscaré algo de información sobre ello. Me ha sorprendido bastante, son dos palabras muy comunes, sobre todo en el ámbito musical, que los músicos siempre estamos expuestos a los juicios y afirmaciones de nuestro público.

  • Cynthia 11 meses ago

    La palabra con la que terminé el primer taller fue comunicación. Sin embargo, desde entonces me he dado cuenta de que quizá mi palabra tendría que ser aceptación, ya que siento que para comunicar necesito apertura, apertura a lo que venga, a dejar que las cosas pasen y para dejar que pasen necesito aceptarlas tal como vienen. Eso es algo que me está costando mucho hacer, aceptar, ya que mi situación actual ha cambiado bastante en poco tiempo y tengo la sensación de que no lo he decidido yo, sino que la vida lo ha decidido por mí. Claro que tampoco quiero dejarme llevar por la resignación, no quiero que aceptación signifique eso para mí ya que siento que resignarse tiene un matiz de abatimiento. Todo esto lo relaciono con el miedo en el escenario, ya que creo que se trata de encontrar equilibrio entre la aceptación de los nervios que siento y no dejarme comer por ellos.

    Pensando en poner en práctica la comunicación, me he acordado de que en nuestras clases con María lográbamos una interpretación más comunicativa y más fluida simplemente mirando a nuestro público a la cara, a los ojos, mientras tocábamos. Es algo que puedo poner en práctica en las clases de instrumento con mi profesor.

    • Maria 10 meses ago

      Cynthia, el testimonio que compartiste con nosotros durante el taller y sobre todo la forma en la que lo hiciste, fue una puesta en práctica de tu capacidad de comunicación. A mí me pareció directa, cálida, con dirección y mucha presencia. A veces pensamos que las cosas nos quedan muy lejos y, sin embargo, ya están aquí. Podrías dar un paso atrás, tomar perspectiva, celebrar el camino recorrido y pensar hacia dónde quieres encaminarte.

  • Rosana 11 meses ago

    Desde nuestro primer taller, he podido poner en práctica las actividades que vimos y me han permitido descubrir nuevas cosas sobre mi palabra final del taller: fluir.
    Me he dado cuenta de que fluyo con más facilidad de lo que pensaba, tanto tocando como en otras situaciones de mi vida.
    Y hablando de fluir, he descubierto una película que me ha llevado por este camino y me gustaría compartir con vosotr@s:
    https://youtu.be/AoR13BS8u9g

    • Maria 10 meses ago

      ¡Gracias Rosana! Me la guardo para una de estas tardes-noches. ¿Habéis podido verla?