Tu opinión importa

By: Maria | 8 Abr 2016

“Y, realmente, de qué sirve tener algo emocionante si no puedes compartirlo con alguien”. Winnie-the-Pooh

 

Que tu experiencia sea útil para los que vienen detrás. Y que los que fueron delante inspiren tu camino.

Escribe un comentario

Recientes

  • Jimena 4 meses ago

    Cuando voy a clase de María, mi cabeza está llena de ruido (tareas pendientes, trabajo, etc.), camino apresuradamente con mis pies pesados, que son los que me guían. Y cuando salgo de clase, siento en general una liviandad increíble y mi cabeza, ahora tranquila y abierta, la siento como si fuera un globo y mi cuerpo como si fuera el hilo que cuelga, y es ella la que me dirige por el camino. Es un trabajo de cuerpo y alma.

    • Maria 4 meses ago

      ¡Gracias, Jimena! La verdad es que me siento muy afortunada con nuestras clases. Un remanso de tranquilidad y espirales. 😉 Me alegra mucho y agradezco, de corazón, que lo compartas.

  • Angeles 5 meses ago

    Hice un cambio profesional de 380 grados, la labor de María para definirme en mi nuevo trabajo está siendo determinante. Con ella he podido conseguir lo que tanto me costaba: proyectar lo que quiero hacer y venderlo de una forma atractiva. Para mi resultó un plus muy importante el que María en sus sesiones fuera más allá del mero motivo de mi consulta, lo cual me ha abierto a una transformación personal muy positiva, que se refleja en mi día a día. ¡Realmente merece la pena ponerse en manos de profesionales de tu talla! Gracias

  • AIDA 7 meses ago

    La Técnica Alexander me esta ayudando muchísimo a recuperarme de un daño neurológico. El motivo es que se fundamenta en la relación del cuerpo y la mente, en pensar y ser conscientes de los movimientos que hacemos diariamente para que el día a día sea mas fácil. Practico la Técnica con María desde hace unos meses y es una excelente profesional con una capacidad de aprendizaje excepcional, con ella estoy descubriendo cómo ver y tratar a mi cuerpo como un conjunto. Además, su amabilidad y forma de ser es muy agradable.

    • Maria 7 meses ago

      Aida, trabajar juntas está siendo un bello equilibrio entre el dar y el recibir. Gracias de corazón.

  • Mariam Fernández 7 meses ago

    Empecé el proceso de coaching con Maria de Marcos en un momento profesional y personal lleno de cambios. El trabajo con ella me facilitó focalizar mis objetivos y lograrlos. Ha pasado ya un tiempo desde que lo hice y sigo utilizando muchas de las herramientas que me facilitó en su dia. Ha sido para mi una inversión en calidad de vida, sin dudarlo

    • Maria 7 meses ago

      Hola Mariam, agradezco mucho tu opinión. Y me alegra, de corazón, que lo que hicimos juntas te haya llevado a través del tiempo… Hasta hoy. Un abrazo!

  • Deborah Antón 7 meses ago

    María me produjo sensación de confianza desde el primer momento, y la herramienta que me está enseñando, la técnica Alexander, me está resultando muy útil. Me está ayudando a conocer mejor mi cuerpo, a ser más consciente de las distintas partes que lo integran, y a identificar las tensiones que se producen para poder rectificar y concentrar la energía donde de verdad hace falta. Ya estoy notando resultados y, poco a poco, con la ayuda de sus sesiones, espero seguir conquistando este terreno.

    • Maria 7 meses ago

      Deborah! La verdad es que las clases contigo están siendo una gozada. Ligeras, enfocadas y llenas de aprendizajes, de principio a fin. Cómo me gusta ver que ya estás en el punto de ir poniéndolo en práctica tu sola. ¡Enhorabuena!

  • Rosana Muñoz 11 meses ago

    Para mi trabajar con María, ha supuesto un cambio drástico en mi vida. Me ha ayudado a descubrir y comenzar a explorar un mundo nuevo de posibilidades, a nivel físico, psicológico, emotivo, espiritual, creativo.

    He acudido a ella en una etapa de transición en mi vida, con todas las turbulencias que una época así conlleva, y me ha guiado por un camino de cambio en los hábitos estresantes y exigentes que antes llevaba, tanto físicos como psicológicos. He descubierto la unión que existe entre estado de ánimo y tensión muscular, y que puedo trabajar en cambiarlos para sentirme mejor conmigo misma.

    Antes estaba perdida, era más dependiente, más exigente y no percibía muchos aspectos de mis movimientos mecánicos, y mis costumbres de comportamiento, que ahora quiero y estoy cambiando. El siguiente paso que me gustaría dar es seguir aprendiendo con sus clases.
    Gracias al trabajo con María, he descubierto nuevas maneras de relacionarme (a muchos niveles) conmigo misma, con las personas que me rodean, con mi instrumento y con la música, y me ha dado motivación y fuerza para profundizar en ello día a día, en mi vida, en mi estudio, en mi trabajo.

    No podría describir un aprendizaje en particular, más bien diría que he realizado muchos y es el conjunto de todos ellos, lo que ha sido importante para mí. Me he encontrado con las dificultades que todo cambio drástico implica, pero los resultados obtenidos y sus recompensas son inmensas.

    Ha sido una experiencia muy enriquecedora, y por supuesto se lo recomendaría y se lo recomiendo a cualquiera que me pregunte.
    ¡Muchas gracias por todo!”
    Rosana

  • Cynthia Nieves Vivas 1 año ago

    “Me he sentido muy cómoda y relajada desde el principio en las sesiones. Yo soy músico, toco la viola y llegué con una idea muy clara y concreta de lo que quería mejorar, y durante este año he notado esa mejoría. Sin embargo, esa idea concreta que era superar mis nervios en el escenario, se ha abierto y la mejoría ya no solo la he notado en el escenario, sino también fuera de él, en la relación con mi instrumento, y en la relación conmigo misma. Me ha sorprendido gratamente el poder que tiene la intención, la voluntad, y sin aparentemente hacer nada, he cambiado mucho sobre mí misma. María ha sido una fantástica guía en el camino que he realizado este año, y me encantaría seguir con ella para seguir mejorando. ¡Gracias!”

  • José Delgado Sanchez 1 año ago

    El cambio ha sido abismal desde el principio
    J. Delgado, Empresario

    “Me encanta hacer deporte y estar activo. Pero el dolor que tenía en mi espalda me impedía llevar una vida normal: no podía andar, ni estar tumbado o sentado. Estaba desesperado. Llegué a tus sesiones de Técnica Alexander de rebote. Alguien me hizo un comentario y me dije: “¿Por qué no? No tengo nada que perder”.

    El cambio ha sido abismal desde el principio. Me enseñaste a conocer mi cuerpo por dentro: cómo responde en actividades diarias que yo realizaba inconscientemente y cómo reacciona ante situaciones y movimientos cotidianos. Sin desaparecer, puedo controlar el dolor de espalda realizando los ejercicios que me enseñaste y colocando mi cuerpo. Ya no lo uso sólo para la espalda: lo aplico a cualquier zona del cuerpo.

    Mi calidad de vida ha aumentado, no sólo en mí sino también en mi vida social y de pareja. Volver a viajar -otra cosa con la que disfruto-, salir, poder sentarme a ver una película, a leer sin dolor: no sabes lo que es eso hasta que lo recuperas. ¡Valoro esas acciones mucho más!

    No quiero que parezca una experiencia vital pero a mí me has ayudado mucho. Ahora mismo me siento genial, cosa que no pensaba desde hacía tiempo. ¡Sólo volver la vista atrás y recordar como estaba y como estoy hoy me levanta el ánimo!”