Cursos de Técnica Alexander en Madrid

La calma entre mis dedos.

By: Maria | 31 Ene 2017

Cada mañana a las 9 me adentro en el bosque. Me gusta la repetición: me divierte. Cada día escojo el mismo camino y resulta que cada día es distinto. ¡Me maravilla! ¿Cómo es posible que ayer no viese esas piedras o que aquí tuerce el río? Hay cosas que estaban ayer y yo no veía. Y hay otras que están aquí sólo por un momento, breves, intangibles… El olor al pasar rozando la jara. El sonido de las gotas de lluvia sobre los helechos.

Me agacho a tocar la tierra: está muy húmeda pero es firme y rica. Es el bosque. En kilómetros a la redonda estoy sola. Pero en ningún otro lugar me siento tan acompañada. Es aquí que puedo entender que la soledad es una ilusión.

A la vuelta me encuentro con un grupo de mujeres que, como yo, caminan cada día. Hoy iban hablando del horario de misa y de que ayer sólo eran tres. Cuando las cruzo a la vuelta van más calladas. El bosque y el movimiento dejan su huella.

Aquí no necesito pensar. La mente se silencia y sólo escucho lo importante. Me preparo para los días en los que pongo esa calma al servicio de mis clases y sesiones de Técnica Alexander y Coaching

Os dejo este vídeo grabado en plan pim-pam-pun para que os llene de vida y os de ganas de moveros hacia la Vida.

¡Nos encontramos allí!

 

Únete a la comunidad de Técnica Alexander.

Que mi trabajo inspire tus pasos.

 



Entradas Relacionadas

Share
  • Escribe un comentario